Transformamos su abrigo de visón

Publicado en: videos | 0
Reformamos su abrigo de visón, convirtiéndolo en un abrigo actual, más blando, ligero y con un diseño moderno.

Proceso de Transformación:   Fase inicial: En ocasiones disponemos de abrigos que han pasado de moda,  son pesados y han perdido estilo, y los guardamos en el armario sin saber bien qué hacer.  Tienen valor económico y en muchas ocasiones un alto componente sentimental.  Ahora tiene la oportunidad de convertir este abrigo en un modelo totalmente nuevo,  exclusivo, a medida y a su gusto.  Aprovechamos su prenda como punto de partida de un proceso que le dará como resultado una nueva prenda totalmente reformada.

PROCEDIMIENTO

Asesoramiento: Estudiamos el estado de su abrigo.  La calidad del pelo,  el cuero, y le aconsejamos el mejor tratamiento a aplicar.  Escogemos el mejor diseño que se pueda adaptar  a su gusto y según las posibilidades de su prenda.

Fases del Proceso: Cómo Convertimos la prenda antigua en una nueva: Desmontamos el abrigo, quitando el forro y las entretelas. Separamos las piezas según si pertenecen a la espalda, parte delantera, mangas y cuello. En este caso, Despinzamos la prenda: Proceso por el cual eliminamos el pelo largo, quedando el abrigo mucho más ligero y blando al del estado inicial. Marcamos el patrón escogido del nuevo diseño. Cortamos la piel adaptándonos al nuevo patrón, y aprovechamos el proceso para repasar todas las piezas. Reparamos las partes que estuvieran deterioradas o rotas. Cortamos el forro según el nuevo modelo. Reforzamos las costuras con una cinta especial de peletería que coseremos a máquina, montando de forma definitiva la nueva prenda. Por último,  forramos el nuevo abrigo y añadimos todas las piezas restantes: hombreras escogidas, botones y corchetes.

Qué conseguimos con la Transformación: Con este proceso hemos conseguido una prenda actual, limpia y con un diseño moderno. Gracias al Despinzado conseguimos un abrigo ligero, blando, y nada ostentoso.

Eliminado el pelo largo, el abrigo adquiere un estilo mucho más llevadero. Gracias a la transformación y el despinzado, dejamos de tener un abrigo sin uso en el armario, a disponer de una prenda que podremos disfrutar a diario.

La piel de Visón: El visón es un mustélido típico, con las patas muy cortas en proporción a su cuerpo largo y delgado. Mide entre 35 y 45 cm. De cuerpo, más 14 cm. De cola.

Hay dos especies: 1) Especie Europea; 2) Especie Americana.

Existen muchas diferencias según el sexo. Visón Macho: Más grande y con el cuerpo más duro.  Visón Hembra: Más pequeña, con el cuerpo más fino, pelo más fino y brillante, y lana más sedosa.

Para confeccionar una prenda de visón hembra utilizamos un 40% más de pieles que en las prendas de visón macho. Las prendas de visón hembra en comparativa con las de visón macho, son prendas con menor peso, más dúctiles y ligeras.  Todo ello redunda en una mayor cotización de dichas prendas.

¿De dónde provienen?  La mayoría de pieles de visón provienen de criaderos.  En España, el 80% de las granjas se sitúan en Galicia.

Perfil de Clientes: La demanda se concentra principalmente en los países emergentes: China y Rusia. Es una demanda altamente creciente, proveniente de economías en expansión, cuya población muestra una gran atracción por las pieles.  Esta fuerte demanda provoca una tendencia alcista en el precio del visón.