Abriendo el viejo armario: Cómo modernizar un abrigo de piel heredado

Se acaba el buen tiempo, y volvemos a invertir horas en cambiar de nuevo la ropa del armario. Adiós camisetas y faldas cortas, tops, etc. Damos la bienvenida de nuevo a la ropa larga, abrigos de astracán o zorro y plumones. Pero ¿qué ocurre cuando encontramos nuestro querido abrigo heredado de una hermana mayor o nuestra madre? Pues que quizás haya quedado un poco pasado de moda y necesite un toque más chic para ir a la última. Aquí te enseñaremos unos tips y te daremos los mejores consejos para modernizar abrigo de piel heredado.

Piensa en las tendencias

Ante todo, hemos de comprender que la moda es arquitectura. Lo vintage ha tenido unos años de esplendor, e inclusive a día de hoy sigue siendo moda para muchas personas. Si hablamos de un viejo abrigo, hemos de reconocer que quizás haya perdido su modernidad con el paso de los años, pero el hecho de transformarlo lo convierte en una pieza única, elegante y moderna. Esa mezcla de vintage y actual, que tanto se demanda ahora, es más fácil que nunca. Aquí te damos algunas ideas:

– Corta las mangas hasta un poco más abajo de los codos, quedando así en manga “tres cuartos”, dejando parte del brazo a la vista. Tendrás un renovado abrigo piel mujer muy a la moda a día de hoy. Puedes hacerle algunos retoques haciéndole dobladillos en las mangas y cosiéndolos. Conjunta tu abrigo con unos guantes largos de piel si lo que te gusta es complementar.

– Combina tu abrigo con piel de gabardina, cosiendo la piel por dentro y dejando parte de ella a la vista en la gabardina. Haz lo mismo en las mangas y cámbialas por las de piel. Sólo necesitarás un poco de silicona, o si lo prefieres, cóselo. Esta combinación es bastante elegante.

  • Puedes eliminar parte del pelo de tus abrigos zorro cortándolos a la mitad. De esta manera, conseguirás un abrigo menos pesado sin ese aspecto antiguo que deseamos cambiar.
  • Si el abrigo es largo, córtalo por la cintura. Obtendrás una comodidad extra al reducir su peso y una elegancia notable al dejar ver las piernas en su totalidad.
  • -Corta las mangas de tu abrigo por los hombros y podrás transformarlo en un bonito chaleco. Puedes decidir si lo prefieres llevar largo o por la cintura.
  • -Si el chaleco largo o por la cintura no te convence, aún puedes cortarlo más. Córtalo por encima del ombligo y crea un reducido chaleco que podrás complementar con otra vistosa prenda.

Puedes hacer cambios un poco más atrevidos si quieres aprovechar al máximo tu abrigo: Utilizar solo el torso o combinar las mangas con otro torso, creando un nuevo abrigo a partir de dos piezas.

El hecho de que renovemos una pieza como es un abrigo de piel, garantiza prolongar su vida de una forma útil. tne en cuenta que las prendas normalmente tienen la vida bastante limitada y el paso siguiente es desecharlo. ¡Anímate y convierte tu añorado y viejo abrigo en un artículo de moda!