Abrigos de Zorro para mujer, una tendencia que nunca se pasa de moda

Convierte tu antiguo abrigo de piel en una prenda nueva y reformada, con unos sencillos arreglos.

Los abrigos de piel son sin duda un gran tesoro. Son abrigos que nunca pasan de moda y cuya calidad es increíblemente alta. Dentro de este tipo de abrigos, hay varias distinciones según el tipo de material. Unos de los más destacados son los abrigos de zorro, un abrigo que está hecho de un material único, que permite adoptar formas muy diversas e increíbles. Es una prenda destacada entre los abrigos de mujer, que permite realizar múltiples combinaciones en función del tipo de abrigo.

Este tipo de abrigo, el de piel de zorro, muchas veces y con el paso del tiempo se queda obsoleto y acaba en lo más profundo de nuestro armario. Esto puede deberse a que se ha quedado anticuado o a que hay ciertas partes del abrigo que se han estropeado. En ese caso, lo mejor que se puede hacer es realizar un arreglo a ese abrigo y no perder una pieza tan valiosa. Los abrigos de zorro pueden ser prendas muy clásicas que incluso podemos haber heredado ya que su valor y su calidad los hace muy preciados. Por eso, en vez de guardarlos y echar a perder una auténtica joya, lo mejor es cogerlos y repararlos.

Para llevar a cabo esa reparación tenemos que ver en qué partes la vamos a hacer, si son las mangas o el cuello o quizá el cuerpo. Una vez visto esto, está bien, que miremos ideas de abrigos de mujer, es decir, mirar revistas y pasarelas con tendencias actuales que se puedan aplicar a los abrigos de zorro. De tal manera que cuando vayamos a realizar los ajustes ya sepamos lo que queremos hacer, o al menos tener una serie de ideas en mente que son posibles realizar.

También es aconsejable ser recomendados por expertos, empresas que nos dedicamos a este tipo de arreglos, de tal forma que con tus ideas y nuestro conocimiento podamos llevar a cabo una idea fantástica que haga que tu abrigo se amolde a ti y de nuevo poder llevarlo con estilo y distinción al combinarlo con tus prendas, de tal forma que puedas crear looks fantásticos con ese abrigo.

Una idea que puede estar muy bien realizar es transformar el abrigo en un chaleco. Esto se puede hacer cortando las mangas y recortando la parte de abajo del abrigo. Además, con lo restante que nos sobre del abrigo podemos hacer algún accesorio como un bolero o una bufanda de piel que siempre nos viene muy bien llegado el invierno. Otra idea a desarrollar puede ser simplemente hacer el abrigo más corto, ya que muchas veces este tipo de abrigos son muy largos y además, es una tendencia que dejó de llevarse hace años, por lo que al estar tan desfasado nos puede dar reparo el volver a ponérnoslo. En estos casos lo mejor que podemos hacer es coger y cortar el bajo a una altura que nos encaje con la idea que teníamos prevista.
imagen