Recicla tu vestuario con tus prendas de peletería. ¡Dales una nueva oportunidad a estas prendas de lujo!

Recicla tu vestuario con tus prendas de peletería. ¡Dales una nueva oportunidad a estas prendas de lujo!

¿Quieres renovar tu armario de una forma económica? Para ello lo más indicado es reciclar aquellas prendas olvidadas en los cajones para darles una nueva vida útil. Muchas veces tiramos a la basura prendas porque ya han pasado de moda, no nos quedan igual de bien que cuando las compramos o simplemente porque nos cansamos de ellas. Sin embargo, una prenda de piel es un articul0 de excelente calidad que permite volver a utilizarlo y convertirla en una prenda fetiche.

Las peleterías son las tiendas especializadas para poder rediseñar tu ropa de forma artesanal. En España los peleteros tienen mucho prestigio, que vienen labrando desde años, ya que elaboran piezas de mucha calidad tanto por la materia prima con la que trabajan como en la forma de trabajo para su confección.

Nuevas tendencias en peletería

La gente joven apuesta por prendas de piel con diseño apostando por poner colorido y, por lo tanto, alegría a los meses de invierno. Hay miles de opciones para confeccionar una prenda de piel más allá de los famosos abrigos tradicionales: chalecos, capas, capelinas, chaquetas cortas…, son solo algunas de las prendas versátiles que se pueden transformar con este material y que nos servirán para ir perfectos para el día y para la noche, ya que combinan con todos los estilos.

Además, la piel tiene mucho potencial ya que se puede convertir en otra pieza más moderna sin que pierda su calidad. A través del cuero y la piel animal, los peleteros, con procesos artesanales transforman prendas de piel en otras prendas con la misma calidad, adaptadas al cliente. Diseños anticuados, heredados en muchos casos, se convierten con la maestría de las peleterías, en prendas de última tendencia y adaptadas al gusto del cliente. El proceso es complicado, las prendas de piel deterioradas por el tiempo o pasadas de moda son revisadas para comprobar el estado de la prenda para, posteriormente elaborar el patrón con las medidas actualizadas. Una vez tomadas las medidas, se deshace por completo la prenda de piel, quitándose el forro, las mangas, los cuellos y la parte delantera y trasera para poder lavar la piel en profundidad. A continuación, se monta y se forra la prenda dejando una pieza de calidad con un diseño novedoso y selecto, lista para ser estrenada de nuevo.

De esta forma, las peleterías pueden transformar las prendas realizadas en piel en otras más modernas. Comprar una prenda de piel significa comprar calidad, ya que duran mucho tiempo si se conservan de manera adecuada. Así, podemos convertir un abrigo de visón en una estola o en un chaleco, o si lo deseamos acortar la largura del mismo modelo y añadirle otros complementos, como una capucha para modernizarlo.

Como todas las cosas bien hechas y con historia deben respetarse y mantenerse, de igual forma pasa con las prendas de piel, muchas pasan de generación en generación, heredándose de madres e hijas o de abuelas a nietas. Por ello, actualizar las prendas de piel de manera artesanal es una oportunidad única para volver a lucir esa prenda con tanto valor sentimental.