Cómo conservar en perfecto estado los abrigos de piel en verano

Los abrigos de piel y las mantas de piel son prendas que podremos usar toda la vida en perfecto estado siguiendo una serie de cuidados muy básicos, pero imprescindibles.

Una inversión en peletería es un valor seguro a largo plazo. Por ello, vamos a ofrecerte una serie de consejos para su perfecta conservación y mantenimiento.

Cómo conservar nuestras prendas de piel

Si preguntas a un peletero experimentado, este te dará un solo consejo: usa tu prenda de piel. Aunque te parezca mentira, es la mejor forma de conservar tu prenda en perfecto estado. Lo mejor es que le dé el aire o el sol de invierno. De esta manera, lograremos nutrir nuestra prenda. Así que no lo olvides, luce tus pieles siempre que puedas. Será lo mejor que hagas por ellas.

¿Cómo guardar nuestras prendas de piel?

La mejor manera de guardar nuestra prenda de piel es metida en una funda de tela especial. Jamás las metas en bolsas o fundas de plástico, ya que necesitan transpirar.

En el caso de que te haya pillado la lluvia y tu prenda se haya mojado, deberás secarla a temperatura ambiente, y mejor colgada en una percha de madera grande. De esta manera, evitarás que la prenda pierda la forma.

No debes colocar la prenda cerca de una fuente de calor bajo ningún concepto. Tu abrigo o manta se podría estropear. Una vez hayas conseguido que la prenda esté seca, la podrás peinar con un cepillo de púas metálico. Es muy importante peinar el pelo con suavidad, sin tirones.

¿Dónde conservar nuestro abrigo de piel?

Los abrigos de piel necesitan espacio en un armario para transpirar. También necesitan ventilación, así que te recomendamos que abras el armario y las ventanas de la habitación donde se encuentre el abrigo regularmente.

Lo ideal es llevar nuestro abrigo a una peletería para guardarlo en una cámara frigorífica durante los meses de verano. Allí conservarán una temperatura y humedad con un valor constante y perfecto para su mantenimiento.

Además, lograremos deshacernos de la temida polilla, ya que en estas cámaras no tiene forma de sobrevivir.

Mantenimiento de los abrigos de piel

En una peletería pueden hacerse cargo de los problemas que surjan en nuestras prendas. Es importante que no dejes que una rozadura o un roto se hagan más grandes. Puede suceder que ese problema no tenga solución si no se coge a tiempo.

Además, en un centro especializado en piel, como los talleres de peletería, podrán peinar la piel de tus abrigos con un bombo especial que contiene bolas de caucho.

La piel tiene una gran ventaja sobre otras prendas: repele la suciedad.

Trucos para que tu abrigo luzca como el primer día

– Procura no sentarte demasiadas veces sobre el abrigo.

– Ten cuidado con el uso del mismo bolso repetidas veces. Puede dejar marca en la piel.

– Cuidado con los perfumes, los agentes químicos no se llevan nada bien con la piel.

Un abrigo de piel es una joya para toda la vida. Y siguiendo estos consejos, lograrás mantener tus abrigos en perfecto estado. De todas maneras, un peletero profesional podrá resolver todas tus dudas.

 

4/5 - (2 votos)